Vie10192018

Last updateVie, 01 Feb 2019 5pm

Back Está aquí: Home dcultura La restauración de las campanas de la iglesia románica de Carabias

La restauración de las campanas de la iglesia románica de Carabias

El 24 de julio culminaron los trabajos de restauración de las campanas de la iglesia de Carabias, un núcleo agregado de Sigüenza. Su estado ruinoso ponía incluso en peligro la integridad de la iglesia románica. Los trabajos se iniciaron por iniciativa de la Asociación Cultural El Horno de Carabias. Germán de la Fuente, su presidente, nos cuenta que para conseguir los fondos necesarios para esta restauración tuvieron que recurrir a colectas entre los vecinos del pueblo y a otros procedimientos como rifas y sorteos. También contaron con la buena disposición de las empresas que se han encargado de realizar los trabajos que les han hecho un precio especial con el que han podido afrontar la restauración.

Pero esta restauración que acaba de culminar tiene una historia mucho más larga, y un papel fundamental lo han jugado algunos de los vecinos afincados hace unos años en Carabias. Uno de ellos es el inglés Mick (Michael Green) que es el que, con sus aportaciones económicas, rifas y con su energía, consiguió consolidar los esfuerzos del pueblo para conseguir que el sueño de recuperar las campanas se haya hecho realidad. Ha sido él también el que se encargó de gestionar el asunto con la iglesia y posteriormente el que siguió todo el proceso de restauración con el carpintero que hizo los yugos de sujeción de las campanas. 

En su casa de Carabias, donde pasa cuatro meses al año, en la comida que organizó allí para celebrar esta recuperación Mick recuerda el estado en que se encontraba la iglesia cuando llegó a Carabias allá por los años 80 del pasado siglo cuando llegaron al pueblo (ver foto). 

Otros de los protagonistas de la recuperación de la iglesia han sido Anna y Willers Jessen, alemanes de Hamburgo afincados también desde hace muchos años en Carabias.  De ellos fue la idea, hace ya unos 15 años, de organizar conciertos en la comarca con objeto de recaudar fondos para la restauración de las campanas.  Willers Jessen de la mano de su grupo de rock Midlife Special se ha hecho conocido durante estos años actuando además de Carabias, en Sigüenza y en Bujalcayado, donde este año llevaron a cabo un concierto con luna llena (este año con el aliciente del eclipse). Anna recuerda con nostalgia que también la luna llena acompañó al primer concierto de Midlife Special en la comarca.

Rafael Relaño y Enol Jiménez, colocan la campana en la torre de la iglesia.

Los artífices del trabajo han sido la seguntina Carpintería Relaño y la empresa de restauración guadalajareña Tríptico-restaura, conocida por varios trabajos en la misma catedral seguntina y en diversas iglesias de la provincia. Se juntaron en un proyecto único, haciendo los primeros la carpintería y la sujeción, y los segundos la parte de la conservación. Hablamos con Rafael Relaño (Carpintería Relaño) y con Enol Jiménez (Tríptico-restaura), cuando acababan de culminar la instalación de las campanas, sobre las características de su trabajo. Las campanas se componen del yugo y la campana propiamente dicha. Enol nos dice que hubo una época en España que por ahorrarse materiales, en vez de hacerse los yugos en madera hacían unas estructuras en hache (H) de hierro. “No es lo más adecuado en restauración pero muchas veces por falta de medios se recurre a esto. Es una pena que en muchos sitios de Sigüenza se haya recurrido a esto”, añade Rafael Relaño.

“Las dos campanas son las mismas que había, lo que se ha hecho es una consolidación, se ha hecho una limpieza técnica a base de ácidos, en una de ellas que presentaba un grieta se han colocado unas lañas para evitar que se abriera. La otra se conserva en buenas condiciones y se puede tocar. No hemos refundido las campanas, porque si lo hubiéramos hecho, aunque la hubieras hecho con el mismo material ya no sería una campana del siglo XIX sino una campana del siglo XXI, y perdería  todo el valor”, nos explica Enol Jiménez de Tríptico-restaura. Apostilla que no se ha tocado la campana por dentro para no cambiar el sonido. A continuación toca con el badajo la campana y podemos apreciar el limpio y reverberante sonido que emite. “El sonido es la mejor forma de ver que has hecho bien el trabajo”, termina Enol.

Son nuevos los yugos de madera que sujetan las campanas. Los antiguos, que ya no podían cumplir su función de sujeción, se encuentran actualmente en tratamiento para curar la madera de carcoma y de termita. Cuando se consoliden se expondrán en la misma iglesia. De hacer las reproducciones exactas de los yugos se ha encargado la Carpintería Relaño. “Las reproducciones las hemos hecho exactamente igual, con los dibujos que tenían, luego claro las hemos firmado, como las antiguas, que datan de 1815 y de 1877, que tenían el nombre del que las hizo”, explica Rafael Relaño añadiendo que estaban en peligro de caerse y arruinar el tejado. Sobre el tipo de madera añade: “Nosotros somos carpinteros y nos dedicamos a todo lo que sea madera. La madera es de olmo, para hacer los yugos hemos traído la madera de Soria”. Nos explica que el olmo es una de las maderas más resistentes y que el yugo antiguo también era de este tipo de madera. “En ningún momento estás haciendo un falso histórico, porque las maderas antiguas estarán expuestas abajo. El herraje es el mismo que tenían las campanas antiguas, se ha quitado del yugo antiguo y se han vuelto a colocar”, interviene Enol Jiménez.

“El trabajo está ya casi terminado, solo nos resta poner unas mallas de gallinero para evitar que entren las palomas y arruinen las piedras, se van a colocar por dentro para que se vean y luzcan desde fuera las campanas”, termina Rafael Relaño.

Por último Enol Jiménez quiere resaltar el valor de las campanas. “Son muchas veces más patrimonio que las mismas imágenes. Las campanas en el pueblo servían para muchas otras cosas más que para los actos religiosos. En muchos casos se comunicaban un pueblo con otro según el sonido de la campana”.

En el Año Europeo del Patrimonio, la culminación de la rehabilitación de la iglesia románica de Carabias es un ejemplo de cómo, con la contribución de muchos, se puede conseguir salvar unos tesoros artísticos que parecían abocados a la ruina.

Una de las campanas recién restauradas ya lista para funcionar.

 

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos