Lun10142019

Last updateDom, 13 Oct 2019 8am

Back Está aquí: Home dcultura El Día Internacional de los Archivos en Sigüenza

El Día Internacional de los Archivos en Sigüenza

Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Archivos, el 7 de junio organizamos una Jornada de puertas abiertas para mostrar el patrimonio documental que conserva el Archivo Histórico Municipal, ubicado en la Casa del Doncel.

Los primeros vestigios de la Historia de Sigüenza conservados en el archivo se remontan a la época medieval. Tiempos convulsos, donde los monarcas castellanos concedían privilegios a los súbditos por la colaboración prestada durante la guerra, escritos sobre grandes lienzos de pergamino, que llaman la atención por su formato y color. Más sencillas son las cartas y cédulas en papel emitidas por la cancillería austera y regia de Isabel y Fernando, la de Doña Juana y su hijo Carlos, el emperador, con mandatos dirigidos al concejo de Sigüenza. A partir del siglo XV la creación de archivos y la obligatoriedad de guardar los documentos como prestigio social y garantía de los derechos y deberes de los ciudadanos, facilita su custodia, conservación y transmisión intergeneracional. Gracias a aquella medida hoy podemos disfrutar de un importante legado documental, sobre el que se ha ido construyendo a lo largo de los siglos la identidad de Sigüenza.

La serie documental más importante que conservamos está formada por los Libros de actas de sesiones, desde 1510 hasta nuestros días, con alguna laguna documental consecuencia lógica de los avatares de la historia. Algunos libros destacan por sus encuadernaciones en cuero repujado al estilo mudéjar del siglo XVI. En su interior encontramos desde la organización de la actividad administrativa con los nombramientos de cargos municipales, hasta la huella de la vida cotidiana materializada en solicitudes de licencias para construir viviendas, traída de aguas, control de mercados y ferias, la organización de las fiestas, instancias acreditando necesidad o méritos para desempeñar un oficio, peticiones de aguinaldo navideño y rogativas para que llueva en épocas de sequía o para evitar el azote de las epidemias.

Acercarse a la realidad del archivo, conocer de cerca los documentos que constituyen la memoria individual y colectiva y el papel que los archivos desempeñan en nuestra sociedad, custodiando las decisiones y actuaciones de la administración, garantizando los derechos de los ciudadanos para mejorar su calidad de vida, son los principales objetivos de esta celebración, instituida en 2007 por el  Consejo Internacional de Archivos, bajo los auspicios de la UNESCO, que este año se ha celebrado con el lema “Diseñar los Archivos en el siglo XXI”, con un amplio programa de actividades que incluían una exposición virtual, realizada con los documentos aportados por los archivos de diferente titularidad que conforman la red archivística regional.

Este año, el tema elegido fue “1939. 80 años del fin de una guerra. La Guerra Civil en los Archivos de Castilla–La Mancha”.

Un total de 16 archivos municipales de Castilla–La Mancha, nos sumamos a la conmemoración, con diversas actividades: vistas guiadas, exposiciones, conferencias y la cesión de dos documentos para la exposición virtual. Sigüenza participó con uno del propio Archivo y otro de Villacorza, dando así por primera vez protagonismo en el exterior, a los archivos de  los núcleos incorporados que se custodian en el Archivo Municipal de Sigüenza.  

Los documentos seleccionados trataban sobre las consecuencias que la Guerra Civil tuvo en la población. El documento escogido del Archivo Municipal de Sigüenza, abordaba el tema de la tuberculosis, enfermedad social que se propagó entre la población a causa del hambre y la  falta de higiene, poniendo en peligro la salud de los españoles y aumentando la tasa de mortalidad. Combatirla fue una de las principales tareas sanitarias acometidas tras el final de la contienda. A tal fin, se creó en Sigüenza la  Delegación Local del Patronato de la Lucha Antituberculosa.

La escasez de alimentos y la penuria económica fueron la base de la campaña de Auxilio social, conocida como el Día del plato único y el Día sin postre, que hemos seleccionado del Archivo de Villacorza. Una medida de solidaridad y austeridad que tuvo como objetivo recaudar fondos para ayuda a los más necesitados. Un día a la semana, se obligaba a las familias a eliminar del menú el segundo plato y postre, entregando su equivalente en dinero como  donativo social.

La exposición puede verse en este enlace:
https://cultura.castillalamancha.es/archivos/exposiciones-virtuales/1939-80-anos-del-fin-de-una-guerra-la-guerra-civil-espanola-en-los-archivos-de-castilla-la-mancha

Amparo Donderis Guastavino
Archivera Municipal de Sigüenza