Mar07072020

Last updateLun, 06 Jul 2020 12pm

Back Está aquí: Home dmiscelanea Proteger la salud: los beneficios de caminar

Proteger la salud: los beneficios de caminar

Existen tres conceptos muy relacionados con la protección de la salud; los tres tienen el mismo fin pero en sus fundamentos prácticos se ciñen a principios, formas y  técnicas diferentes. Nos referimos a la promoción de la salud, la prevención de las enfermedades y los autocuidados.

La promoción de la salud tiene como principal requerimiento la acción colectiva. En este caso es la sociedad organizada la que se implica en la protección de la salud de la comunidad. Tomemos como ejemplo la organización y prestación de los servicios de salud para todos los ciudadanos que se gestionan desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, las Consejerías de Sanidad y los Ayuntamientos. No solo es la atención mediante los servicios sanitarios, también se trata de poner en práctica políticas públicas y de servicios sociales saludables y equitativos, de proteger el medio ambiente y promover un desarrollo sostenible y no contaminante y, por supuesto, de contribuir, mediante la educación, a que de forma individual y/o comunitaria desarrollemos habilidades y actitudes que nos predispongan hacia la salud.

Los ayuntamientos son entidades imprescindibles en la promoción de la salud. Tienen, entre otras funciones, la de asegurarla y mejorarla. Por eso es lógico que, entre la acción de las políticas locales, se favorezca la práctica de la actividad física. Lo hacen cuando facilitan espacios para el deporte, cuando cuidan los paseos, caminos y parajes del entorno, manteniéndolos en buenas condiciones para que el andar por ellos sea seguro y apetecible. Es mucho lo que los ayuntamientos vienen haciendo desde hace años por promover la salud de los vecinos. Debemos reconocerlo y apoyar los programas que se propongan en este sentido. Desde aquí animamos a que se impulse, como lo hacen en otras ciudades  , un programa especifico que podría ser denominado “Camina en Sigüenza”.

La prevención de las enfermedades, sin dejar de requerir el esfuerzo colectivo, tiene un importante componente de compromiso personal y también vecinal. Todos podemos hacer  por  mejorar nuestra salud y evitar la influencia de factores de riesgo que favorezcan la aparición de  enfermedades.

El caminar puede ser considerado como una actividad preventiva que nos protege de la enfermedad mediante el ejercicio regular de una actividad física. En este caso lo que evitamos es el factor de riesgo llamado “sedentarismo”. La vida sedentaria favorece la aparición de enfermedades y el que, una vez adquiridas, progresen hacia estados de mayor gravedad. Estamos hablando de prevenir ciertas patologías relacionadas con la obesidad, los problemas osteoarticulares, cardiocirculatorios, la diabetes, la depresión, etc.

Los autocuidados son inherentes al ser humano e indispensables para la vida. Cada persona ha de cuidar de ella misma en la medida que pueda y tenga capacidad para hacerlo.

El autocuidado es muy importante para la protección de la salud. Nos estamos refiriendo a procurarnos una alimentación adecuada a las necesidades personales, a las medidas higiénicas y de cuidado corporal , al ejercicio y actividad física, a la recreación y adecuado disfrute del tiempo libre, al manejo del estrés, al diálogo y las habilidades para establecer relaciones sociales y resolver problemas interpersonales, etc..

Son, como hemos visto, tres conceptos muy importantes para entender lo que es la protección de la salud y los traemos hoy a colación porque tienen una relación positiva, y científicamente demostrada, con el hábito de hacer ejercicio físico y  de caminar. Andar es la actividad deportiva más barata y saludable que tenemos al alcance de la mano, mejor dicho, de los pies.

La realización de ejercicio, aunque sea moderado, favorece la salud física, psicológica y social

Los beneficios de una actividad tan sencilla como caminar son numerosos:
• Estimula el pensamiento positivo y aumenta la autoestima.
• Alivia la tensión y ayuda a manejar el estrés emocional
• Regula el insomnio
• Aumenta el tono y la fuerza muscular
• Mantiene la flexibilidad de las articulaciones
• Ayuda a disminuir la presión arterial
• Reduce el colesterol y el riesgo de padecer diabetes
• Ayuda a controlar el apetito y el aumento de peso
Caminar en grupo ofrece, además, valores sociales de convivencia, compañerismo, apoyo, motivación, seguridad y sentimiento de pertenencia:
• Contribuye a la mejora de las relaciones sociales, sobre todo, en personas que se encuentren solas o que tienen dificultades para relacionarse.
• Incentivan la continuidad en el tiempo y afianza la regularidad del ejercicio físico,  gracias al compromiso y al apoyo de los compañeros.
• Facilita una práctica deportiva en grupo mucho más amena y divertida, siendo también más segura frente a cualquier problema físico o de cualquier otro tipo que pueda surgir.

Fuente: www.caminarpormadrid.com

 

M. Carrasco, L. Canfran, C.  Domingo, J.  Esteban y C. Martínez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.