Vamos a ver muchas cosas

Pancarta

Esta pancarta estuvo todo el curso pasado a la entrada del IES Martín Vázquez de Arce de Sigüenza. Se trataba de recordar que los recortes en educación de Castilla-La Mancha se ceban especialmente con las zonas rurales, sobre todo en las escuelas y en la sanidad. El 25 de mayo, al enterarnos de la venida de varios representantes políticos al acto de la clausura de la Primavera Universitaria, sentimos la imperiosa necesidad de recordarles que nos están ahogando, y al mismo tiempo queríamos respetar el acto, puesto que había mucho esfuerzo y trabajo de muchas personas invertido allí. Así que echamos mano de la pancarta que, por casualidades de la vida, o no, yo llevaba en el coche. El resto fue el sentir y la valentía de los que nos ayudaron.
En estos últimos dos años se han sucedido muchos eventos políticos a los que asiste la Coordinadora de los Servicios Periféricos de Educación de Castilla-La Mancha en Guadalajara y en todos esos actos expone sus personales esfuerzos para conseguir traer a Sigüenza toda suerte de cursos universitarios, congresos y demás. En esas oratorias no habla de lo que nos han quitado: el CPR, la Escuela de Adultos, módulos de formación profesional públicos, profesores, maestros y lectores de inglés, o de lo que quita o no da a otros pueblos para traerlo a Sigüenza. Por ejemplo, para que la Escuela Oficial de Idiomas exista en Sigüenza es necesario que no exista en otros lugares con mayor población, y conseguir mucha matrícula. Para ello la Coordinadora no tiene reparo en interrumpir las clases de secundaria para decir a los chavales que necesitan un título oficial de la Escuela Oficial de Idiomas si quieren conseguir un trabajo. Y digo yo: ¿cómo puede alguien pedir a chavales de 16 años que asistan por la tarde a clases extra para aprender inglés? ¿No es esa una utilización política de los niños? Los alumnos asisten seis horas diarias a clase por la mañana, en las que está incluida la asignatura de inglés. ¿No sería más conveniente reforzar esta asignatura con más profesores, con nuevas metodologías o con más horas, por ejemplo, y que los adolescentes utilicen las tardes para estudiar, para cultivar hobbies, hacer deporte, aprender música o simplemente descansar o estar con la familia y los amigos? Pero claro, ella necesita matrícula suficiente para justificar una extensión de la Escuela Oficial de Idiomas en Sigüenza; y el resto callamos porque en el fondo, aunque sea injusto, nos conviene.
Lo mismo está ocurriendo con las escuelas de los pueblos. Las quitan en los pueblos pequeños y hacen que los niños vayan a localidades más grandes y a éstos últimos los intentan convencer de que para el pueblo grande (es decir, con más votantes) eso es una buena cosa, y no lo es, porque poco a poco esos pueblos pequeños van desapareciendo y con ellos la esencia de esta tierra.
Aviso a navegantes: los recortes han desmantelado toda una red de servicios sociales, prevención de incendios, transportes, escuelas y centros de salud y para reponerlos vamos a necesitar varias décadas, si es que alguna vez lo conseguimos. Y mientras vamos a ver muchas cosas, cosas que nos contaron nuestros abuelos y que parecían del siglo pasado, y no estoy hablando de dulzainas y rosquillas, qué más quisiera yo.
Y otra posibilidad es que haya intereses muy grandes en la despoblación rural para tener vía libre para el Fracking y demás barrabasadas medioambientales como los cementerios nucleares.

Escribir un comentario
Para hacer un comentario escribe tu nombre y correo elecrónico (este último no se mostrará publicamente). No se pueden incluir enlaces dentro de los comentarios. El mensaje no aparecerá inmediatamente sino después de su aprobación por parte del administrador con objeto de evitar el spam

Back to Top