¿Era el cura del Quijote un ilustre seguntino?

Don Miguel Daza fue un cura seguntino del siglo XVI y en su ciudad natal estudió, doctorándose en Cánones en su prestigiosa universidad, de la que hoy solo queda edificio y medio.

Tuvo actividad en el colegio de San Antonio de Portacoeli como examinador, hasta que se trasladó a Alcalá, actuando también en esa universidad, fundada como se sabe por el cardenal Cisneros, que antes había sido canónigo de Sigüenza y había vivido la creación de nuestra universidad, a la que tomó como modelo.

Probablemente falleciera antes de 1583, pero dejó escrito un libro de caballerías, que se difundió de forma manuscrita, dada la crisis de la imprenta en la segunda mitad de ese siglo.

Por eso solo queda un ejemplar, guardado en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid y solo reconocido en 1987.

El libro se titula Corónica de don Mexiano de la Esperança, Caballero de la Fe y ha conocido la luz solo en 2019, gracias al trabajo de doña Ana Martínez Muñoz, editado por la universidad de Alcalá. Por cierto, esta escritora cita, en su tesis doctoral, a nuestro seguntino don Javier Sanz Serrulla, en quien encontró y encontramos muy buenas informaciones sobre la facultad de Cánones de Sigüenza.

Estamos ante una obra de proyección humanista, con toda una serie de citas eruditas, y a lo largo de su narración Miguel Daza dota de vida literaria a una serie de personajes históricos como los condes de Cifuentes, de Lemos y de Barajas, las casas de Benavente, del Infantado y de Medinaceli.

Por eso encontramos en sus páginas la descripción del palacio del Infantado, de su patio de los Leones, su sala de los Salvajes y la de los Linajes.

Como buen seguntino no deja de citar el río Henares o las localidades de Horna y Pozancos.

No se trata de una obra moralista, porque lo que se propone, como buen humanista, es ilustrar, enseñar entreteniendo, y la historia, para el Dr. Daza, no es más que un instrumento; deja claro que está inventando y describiendo, como dice el soneto final del libro, “de la vida política el trasunto”.

En este libro hay dos vidas caballerescas paralelas, la del padre, que sigue el paradigma de los caballeros en su lucha contra el infiel y la del protagonista que ya se va alejando de la guerra santa.

Miguel Daza ensalza a la monarquía del momento y, por eso, en la obra descubrimos claramente a Carlos V, en Ofrasio, a Felipe II y a don Juan de Austria, identificable con don Mexiano de la Esperanza, caballero de la Fe, vencedor de Lepanto, a quien el Dr. Daza parece querer conmemorar. Una batalla, la de Lepanto, en la que también tuvo protagonismo un caballero de la Orden de Malta, Gil de Andrade, natural de Medinaceli, personaje aún sin estudiar.

Se trata pues de un libro de caballería pero con aspectos que lo acercan a Cervantes. Una de ellas el lugar: Alcalá de Henares en la que ambos vivieron momentos y aspectos de su vida; otra el humor pre cervantino, que nos hace pensar en ese cura del Quijote, graduado en Sigüenza, aficionado a las lecturas caballerescas y que da origen a episodios en la obra cervantina. Un cura que hace una muy buena disección de la biblioteca quijotesca, algo que no hubiera escrito Cervantes, de haber despreciado una graduación en Sigüenza.

Tenemos luego el tema Lepanto, la gran batalla, en la que solo lograron salvarse de las naves cristianas, las de un renegado calabrés, por equivocación veneciana que, en caso de derrota habría sido denominada traición.

Don Miguel Daza ensalza Lepanto, en la que participó Cervantes y ensalza a don Juan de Austria, a don Mexiano de la Esperança, que se ve condecorado por el rey y por el Papa en una fastuosa ceremonia civil y religiosa y recibe el collar de Oro de la orden del Toisón.

Y tenemos, por último, la relación de nuestro seguntino con la Armada Real como bien demuestra el soneto final del libro, obra de don Agustín Mora, Comisionado para la Provisión de la Armada.

Así pues: Miguel Daza relacionado con la literatura de caballería, como Cervantes y el cura quijotesco.

Ensalzador de don Juan de Austria, vencedor de Lepanto, en cuya victoria participó Cervantes.

Relacionado con la Armada, como vemos en el soneto citado.

De manera que ¿es Miguel Daza el cura de don Quijote?

No hay documento que lo demuestre, pero ¿dos y dos son cuatro?...

 

Esto dice el soneto del proveedor de la Marina de Felipe II:

Doctrina, erudición, cortesanía,

la razón y el amor conforme y junto,

el arte militar puesto en su punto,

carta de mareantes, norte y guía,

 

ingeniosos conceptos de poesía,

de la vida política el trasunto.

Las gracias de cualquiera no difunto,

de descendencias clara notomía,

 

                        verá en el de la Fe el que la tuviere;

                        que fuerza es que con él tenga esperanza,

                        pues caridad se muestra en nueva traza.

 

Quien alcanza las tres las cuatro espere,

do consiste la bienaventuranza

de que goza su autor, padre Daza.

 

 

Pedro A. Olea

Sigüenza 2022

LIBROS A LA VENTA - ¡Novedad! - "Sigüenza, una larga historia", libro-cómic

Estos libros y además un montón de buenos libros de segunda mano a precio módico están aquí: 

Hoy han visitado este sitio: 2 // Ayer 432

Back to Top