Lun11182019

Last updateJue, 14 Nov 2019 11am

Back Está aquí: Home rapidas Manifiesto de Sigüenza contra la despoblación

Manifiesto de Sigüenza contra la despoblación

Más de 500 personas, entre ellas, empresarios, agricultores, ganaderos, profesionales de diversos sectores, mujeres, jóvenes y personas mayores, han fijado soluciones meditadas y realistas para garantizar la supervivencia de los pueblos y luchar contra la despoblación y el envejecimiento de los mismos.

Las medidas han sido recogidas en el denominado ‘Manifiesto de Sigüenza’, un decálogo que pretende conseguir el apoyo y el compromiso de administraciones, empresas de servicio, asociaciones y colectivos nacionales, regionales y provinciales para poder llevar a la práctica las pautas y soluciones que “pongan fin a la situación crítica por la que atraviesan muchos territorios de España”.

Entre las soluciones que contempla el Manifiesto de Sigüenza se encuentran que se reconozca la singularidad y las particularidades jurídicas específicas del medio rural y se modifique la financiación de las corporaciones locales teniendo como factor evaluable la despoblación; garantizar un mejor suministro eléctrico, de telefonía y de Internet, con un bono rural del 25% sobre la energía consumida y contratada.

El Manifiesto también alude a la necesidad de fijar un complemento económico del 25% sobre el salario para los empleados públicos que fijen su residencia en municipios rurales y que se refleje como mérito en el baremo, porque “así se evitaría la provisionalidad y vacantes en el medio rural”. En este sentido, califica de urgente el incremento de efectivos de la Guardia Civil en los territorios rurales.

Otras de las soluciones recogidas en este decálogo contra la despoblación es reservar una lámina mínima del 40% de los embalses de cabecera y adoptar medidas medioambientales en el cauce del Alto Tajo y Medio, porque el agua es fundamental para el desarrollo, crea riqueza y fija población.

El ya denominado ‘espíritu de Sigüenza’ apela también a que la Ley de Ordenamiento del Territorio y de la Actividad Urbanística (LOTAU) desarrolle un reglamento específico que atienda las necesidades del mundo rural y que por ejemplo permita la instalación de empresas sin que haya polígonos industriales.

La producción en la zona rural supone un coste más alto debido al encarecimiento del transporte de las materias primas y de la salida de productos una vez fabricados, por eso, en el Manifiesto de Sigüenza se exige una reducción en la fiscalidad para el trabajador y para la empresa, la aplicación de un IVA al 0% en los productos de primera necesidad y de un 7% al resto.

El decálogo de Sigüenza se completa con la petición de bonificación del 50% en la cuota de autónomos rurales y ayudas a la creación de empleo incrementadas en 150% sobre el resto; la implementación de la cotitularidad de las explotaciones agrarias; el apoyo a los productos locales y de temporada con un etiquetado obligatorio para productos agroalimentarios como la miel; y que el medio rural tenga los servicios, recursos y oportunidades comparables al medio urbano estableciendo una carta de prestación de servicios básicos.

Los responsables de los cinco Grupos de Desarrollo Rural de la provincia alcarreña, Vicente Hita, presidente de ADAC; Esperanza Magán, presidenta de ADASUR; José Manuel Latre, presidente de ADEL Sierra Norte; Jesús Ortega, presidente de FADETA; y Jesús Alba, presidente de Molina de Aragón-Alto Tajo han rubricado este manifiesto que supone “un punto de partida en el camino contra la despoblación que debe extenderse al resto del territorio nacional”.

Las primeras personas en recibir este decálogo han sido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el presidente de la Diputación Provincial de Guadalajara, José Manuel Latre, que han asistido al acto de clausura del evento.

Emiliano García-Page ha recalcado que “desarrollo rural no significa subdesarrollo” y ha manifestado que 4 de cada 5 habitantes del planeta daría lo que fuera por vivir en nuestros pueblos. El presidente regional ha coincidido con los organizadores en que es necesario abordar el problema de la gestión poblacional y hacerlo con una estrategia, pero ha advertido que “no hay estigmatizar más el medio rural”.

Por su parte, José Manuel Latre, ha señalado que “los pueblos no deben ser utilizados como lugar de servicio” y ha apuntado que “la primera apuesta por el desarrollo rural es vivir en los municipios” y ha apelado a la unidad de todas las administraciones para trabajar por el medio rural.

El I Foro de Desarrollo Rural de la provincia de Guadalajara ‘Pueblos con futuro’, que se ha celebrado en el Parador Nacional de Sigüenza, ha estado organizado por los cinco Grupos de Desarrollo Rural de la provincia de Guadalalajara (ADAC, ADASUR, ADEL Sierra Norte, FADETA y Molina de Aragón-Alto Tajo) junto con Nueva Alcarria. Asimismo, han colaborado la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER), la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación Provincial de Guadalajara, CEOE-CEPYME, la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Guadalajara (APAG); la Federación Provincial de Asociaciones de Comercio y Servicios de Guadalajara (FCG) y Eurocaja Caja Rural CLM.

Toda la información sobre el evento puede seguirse en redes sociales a través de #ManifiestodeSigüenza o a través de la web www.pueblosconfuturo.es.

La Mesa del Foro en el Parador de Sigüenza

 

Manifiesto de Sigüenza

PREÁMBULO

Los Grupos de Desarrollo Rural de la provincia de Guadalajara conscientes de la situación crítica por la que atraviesan muchos territorios de España, en cuanto que están afectados muy seriamente por la despoblación, y en especial Guadalajara, en comarcas como el Señorío de Molina, la Sierra Norte y La Alcarria, han promovido el I Foro de Desarrollo Rural de la provincia de Guadalajara “Pueblos con Futuro”.

Los Grupos de Desarrollo Rural fueron reconocidos por la Unión Europea en los años noventa para gestionar los fondos destinados a mitigar el efecto de la despoblación. Primero como Iniciativa Comunitaria LEADER y posteriormente como una parte de los Programas de Desarrollo Regional. La Unión Europea confía en que sea el propio territorio el que diseñe su estrategia de desarrollo. Durante estos años los Grupos hemos gestionado a plena satisfacción, tanto geográficamente como económicamente los fondos otorgados. No se ha dado un solo caso de fraude o desaprovechamiento de las ayudas concedidas. Estando plenamente integrados en los territorios rurales y trabajando diariamente en su desarrollo.

Cada una de sus actuaciones tienen dos premisas fundamentales que debe cumplir cualquier iniciativa, sin las cuales no se puede obtener ayuda: diversificar la actividad productiva de los pueblos y asentar población.

Guadalajara tiene divida en cinco zonas los territorios rurales para una mejor gestión de las ayudas y distribución de los fondos. La Unión Europea ha establecido periodos de programación de aproximadamente siete años de duración para ellos, al final de los cuales, se evalúa y, a continuación, se elabora una estrategia para los siguientes siete años, en la que participan todos los agentes sociales del territorio con arraigo en los pueblos.

En los últimos años han surgido grupos de opinión, personas que se asocian, por el motivo de opinar, incidir, trabajar, en resumen, tratando de paliar igualmente esta despoblación de nuestros pueblos. No nos es ajeno que sus ideas son igualmente muy aprovechables. Y por eso hoy han estado aquí y tienen una invitación permanente para colaborar con los Grupos en una mejor distribución de sus recursos.

Los Grupos de Desarrollo Rural de Guadalajara hemos organizado este Foro, en el ecuador del actual periodo, para informar sobre la gestión que se lleva a cabo y, sobre todo, oír la voz de los que tiene más que decir en esta materia. Han participado las organizaciones empresariales más importantes implantadas en el territorio, asociaciones de nueva creación que tienen en sus fines, entre otros, el desarrollo de nuestras zonas rurales y algunas de las empresas que iniciaron su actividad con las ayudas recibidas desde los Grupos.

Nuestra pretensión ha sido la de escuchar los problemas existentes para la implantación o el mantenimiento de la actividad empresarial, atender a sus propuestas para un mejor funcionamiento de nuestras organizaciones y elaborar unas conclusiones meditadas y realistas que haremos llegar a todas las Administraciones y empresas de servicios de nuestro territorio. Este Foro nace con la pretensión de fijar aquí un punto de partida y, pasado un periodo prudencial, volver a reunirnos para evaluar la situación.

Del resultado de las diferentes mesas reunidas, nos atrevemos a elaborar estas conclusiones que se traducen en propuestas para que sean atendidas por quienes tienen capacidad real para, con sus decisiones, corregir las desigualdades entre las zonas urbanas y las rurales, donde todos, deben gozar de las mismas oportunidades para el desarrollo íntegro de su vida personal y profesional; y conseguir una equiparación real de todas las valías de las personas en una sociedad que tenemos la obligación de, al menos, tratar sea cada vez más igualitaria.

 

CONCLUSIONES

1º.- El Foro de Sigüenza, insta a la Administración General del Estado a que en el desarrollo normativo que promueva, reconozca y contemple la singularidad y las necesidades jurídicas específicas del mundo rural y que propicie un marco institucional menos complejo. Así mismo se solicita la mejora de la financiación de las corporaciones locales teniendo como factor evaluable la despoblación, la dispersión, o la lejanía de la población a la obtención de servicios básicos.

2º.- Garantizar un mejor suministro eléctrico y de telecomunicaciones. Que se eviten cortes sistemáticos del fluido eléctrico, con las consiguientes pérdidas a particulares y a empresarios. Tienen que promoverse por las Administraciones y empresas de servicios inversiones para rebajar en el próximo lustro la brecha digital. El acceso a Redes de banda ancha y super-ancha es un objetivo irrenunciable para los territorios rurales. El Foro reclama ante un suministro rural, un recibo rural. Es de justicia un bono del 25% sobre la potencia instalada y la energía consumida, de igual aplicación para los operadores de telefonía. La energía que vamos a consumir en un futuro va a ser producida casi en su totalidad en el medio rural. El Foro exige el inicio de una planificación energética que repercuta de forma favorable, social y económicamente en los territorios que van a sostener la actividad urbana e industrial.

3º.- Que las Administraciones Públicas establezcan entre las diferentes carreras profesionales un complemento económico del 25% del salario por fijar la residencia de los empleados públicos en municipios rurales y que en los concursos o concurso-oposición, la residencia en un municipio rural se refleje como mérito en el baremo. Esta medida evitaría la provisionalidad, rotaciones constantes y vacantes sistémicas entre los empleados públicos en el mundo rural. Urge de manera especial un incremento de efectivos de la Guardia Civil en los territorios rurales.

4º.- El agua crea riqueza. Guadalajara y Castilla-La Mancha han demostrado a la sociedad española una gran solidaridad a los largo de décadas. En España cerca de la mitad de los ecosistemas acuáticos están en mal estado y el Tajo no es una excepción. La agricultura, la ganadería y la industria de transformación que las acompaña también necesitan este recurso. El Foro exige una redimensión de los proyectos de regadío, así como del trasvase Tajo-Segura y, propone, una lámina mínima del 40% de los embalses de cabecera y urge a la adopción de medidas medioambientales que preserven el cauce y caudal de Tajo Alto y Medio.

5º.- La Ley de Ordenación del Territorio y de la Actividad Urbanística (LOTAU) necesita del desarrollo de un Reglamento específico que atienda las necesidades del mundo rural. El Foro reclama que se evite la compleja realidad del planeamiento urbanístico de los municipios pequeños mediante las correcciones normativas que permitan la instalación de empresas sin la necesidad de construir un polígono industrial. El Foro reclama una línea de ayudas específicas para promover la construcción y rehabilitación de viviendas y edificios con materiales más sostenibles y eficiencia energética en el entorno rural.

6º.- La fiscalidad debe sufrir una reducción tanto para el trabajador como para la empresa, debido al más alto coste que supone la producción en la zona rural, entre otras razones el encarecimiento del transporte de materias primas, así como la salida de productos una vez fabricados o elaborados. Se propone por el Foro una reducción en cinco puntos de la tabla de IRPF y de diez puntos a la imposición de la empresa. Así mismo se insta a la aplicación de un IVA al 0% en los productos de primera necesidad y de un 7% al resto.

7º.- Bonificaciones del 50% en la cuota de autónomos rurales y en la cotización por Pymes de entornos rurales. En ambos casos se producen unos gastos extras como el mayor coste de transporte, menor disponibilidad de materias primas o carencia de mano de obra cualificada. El comercio y la hostelería en el entorno rural es rentable únicamente los fines de semana y periodos vacacionales, por ello es necesario que las ayudas a la contratación sean tres veces superiores al resto de las zonas. Ayudas a la creación de empleo en las zonas rurales, incrementadas en 150% sobre el resto.

8º.- Se ha producido de manera paulatina una masculinización del mundo rural sumado a una evolución negativa de crecimiento natural. En el medio rural existe una marcada feminización de trabajadores no asalariados, por ello el Foro reclama la universalidad de la cotitularidad de las explotaciones agrarias, donde la mujer ha trabajado hasta ahora sin ser beneficiaria de los derechos de la propiedad, sin tener acceso a bonificaciones o ayudas y teniendo que pedir permiso a la pareja incluso para gestiones ganaderas o agrarias comunes.

9º.- Apoyo a los productos locales y de temporada, por ello el Foro reclama un etiquetado de origen obligatorio para los productos agroalimentarios como la miel, con el fin de ofrecer una correcta información a los consumidores. Además se solicita planes de gestión y financiación apropiados que coadyuven y compatibilicen sectores como la agricultura, la caza o el turismo que favorezcan una gestión favorable y la conservación de los espacios naturales.

10º.- El Foro exige que el medio rural tenga servicios, recursos y oportunidades comparables al medio urbano. Es imprescindible establecer una Carta de prestación de servicios básicos de carácter obligatorio para las Administraciones, a los que todos los demandantes tengan derecho en condiciones de igualdad independientemente de su lugar de residencia, estableciendo por Ley la dotación económica necesaria para su prestación.

Esperanza Magán, Presidenta de ADASUR 

Vicente  Hita, Presidente de ADAC

José Manuel Latre, Presidente de ADEL SIERRA NORTE

Jesús Ortega, Presidente de FADETA

Jesús Alba, Presidente de MOLINA ALTO TAJO