Comienza la musealización de la Iglesia de Santiago de Sigüenza

Lo hizo público el 25 de julio, en la gala anual de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago su presidenta, Elena Guijarro. El proyecto lo presentó el gerente de la empresa adjudicataria, Eduardo del Río. Además, en el acto, Teresa Franco, diputada de Cultura, anunció que esta semana se firmará un nuevo convenio con Asociación y Ayuntamiento, y se inauguró la exposición El Románico en Guadalajara, cedida por la demarcación de Guadalajara del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha.

Como cada año, la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago (AAISS) celebró el día de la onomástica a cuya advocación está dedicada la Iglesia, con la presentación de los trabajos realizados en el último año, y el anuncio de los venideros.

El acto lo condujo Juan Garrido, presidente de la Fundación Siglo Futuro, quien, amablemente, había aceptado previamente la invitación de Elena Guijarro, presidenta de la AAISS para conducir el evento. Lo hizo con brillantez. Antes de dar paso sucesivamente a los intervinientes, Garrido felicitó al Ayuntamiento por su lema “Sigüenza mira hacia la recuperación”, con el que busca la reactivación del municipio tras la pandemia, por “el trabajo cultural, social y de gestión que está llevando a cabo por Sigüenza”, y rompió una lanza en favor de la candidatura de Sigüenza como ciudad Patrimonio Mundial de la UNESCO. “En lugar de la habitual pregunta, más bien habría que formularse la contraria. ¿Qué le falta a Sigüenza? Lo tiene todo: las pedanías, la naturaleza, riqueza artística, monumental e histórica y un excelso patrimonio arquitectónico. Es uno de los máximos exponentes del arte funerario y pronto será la sede del Centro de Interpretación del Románico de Guadalajara. Sería fantástico hacerlo coincidir todo en el año 2024, e celebración del IX Centenario de la reconquista de la ciudad”, señaló. También se refirió Garrido al proyecto de la AAISS. “Son ya ocho años de esfuerzo, perseverancia e ilusión de esta idea, que trasciende lo local”, definió.

Intervino a continuación María Jesús Merino, alcaldesa de Sigüenza. “El resultado del esfuerzo de la AAISS es maravilloso. Es un proyecto soberbio, que no ha parado su avance, ni siquiera durante el confinamiento. Como Ayuntamiento, hemos pedido apoyo regional para él”. Por otro lado, Merino afirmó que “es un lujo volver a encontrarnos en un sitio cerrado en un acto cultural después de la pandemia”, y agradeció al Colegio de Arquitectos de Guadalajara la cesión de la exposición el Románico en la provincia de Guadalajara, “para darle nuevos bríos al futuro Centro de Interpretación”. Por último, la alcaldesa señaló que el esfuerzo de la Asociación “suma a la candidatura a Patrimonio Mundial de Sigüenza” y “forma parte de los actos de celebración del IX Centenario”.

En representación de la Diputación, Teresa Franco, responsable del área de Cultura de la institución provincial, afirmó que el de la Iglesia de Santiago “es un proyecto ambicioso que nos va a situar, a Sigüenza y a la provincia, en el mapa del Románico en España”, y que, precisamente por eso, necesita de las instituciones y de las asociaciones. En este sentido, la diputada anunció que la semana en la que entramos, “firmaremos un nuevo convenio, uno con la AAISS y otro con el Ayuntamiento, por valor de 25.000 euros cada uno”.

Elena Guijarro después de agradecer la implicación de Juan Garrido y el anuncio público de Teresa Franco, “gracias al que vamos a comenzar ya con el desarrollo del proyecto museístico”, glosó los hitos del último año, entre gala y gala. Se refirió, en primer lugar, a la recuperación de una hornacina del siglo XVII, tabicada por una mampostería de piedra, aparecida por casualidad, y que recuerda otras similares de la catedral. Ahora, sus pinturas van a ser restauradas por Alejandro Pajares. Asimismo, Guijarro recordó la recuperación de una de las ventanas de la nave central.

Pero, sin duda, el gran trabajo del año 2020 ha sido la restauración del mural del presbiterio, magistralmente ejecutada por Alejandro Pajares. El pastranero, que estuvo presente en la gala, destacó “la sensibilidad de la Asociación para hacer realidad un proyecto tan hermoso”. En su explicación sobre las pinturas murales, originales del siglo XVII, el restaurador se refirió a que “desde abajo tenían dos problemas, el primero, de legibilidad, puesto que solo se veían dos manchas de pintura, una azul y otra sepia”. Así, Pajares fue descubriendo la figuración. Aparecieron hasta cuatro angelitos, ubicados en el conjunto de manera simétrica, y en la acción de abrir un telón. “Los cortinajes que están apartando, posiblemente mostrarían un retablo de tema mariano, lamentablemente desaparecido”, informó.

Eduardo Del Río, gerente de la empresa Vector 001, adjudicataria del proyecto museístico, explicó a grandes rasgos la idea del futuro Centro de Interpretación del Románico Provincial. “De acuerdo con la tipología del edificio, se ha buscado generar un espacio lo más sencillo posible, y soluciones poco invasivas”, explicó. Tendrá un centro de recepción de los visitantes, y, a continuación, dará todo el protagonismo al Románico, recurriendo para ello a tecnologías que se integran dentro de la arquitectura y que permitirán reconstruir los elementos que se han perdido con el tiempo.

Por último, tuvo lugar la inauguración de la exposición de 'El Románico en Guadalajara', cedida por la demarcación del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha, en Guadalajara. Su presidente, José Antonio Herce, destacó la oportunidad de la gala puesto que, por fin, y después de la pandemia, “estamos en el sitio oportuno en el momento oportuno, en la Iglesia de Santiago, en el día de Santiago”. Herce, también apoyó la iniciativa seguntina para ser reconocida por la UNESCO. “Este territorio ya es Patrimonio de la Humanidad, a lo que se aspira es al reconocimiento”. Sobre la exposición, cedida por la demarcación que preside, describió que la integran planos y alzados, y fotos y videos. “Son la vista desde el infinito hacia los monumentos, por una parte, y ejercicios visuales sofisticados que, con visión arquitectónica y conocimientos fotográficos, muestran la vista de la realidad con una intensidad que inmediatamente percibe el espectador, por otra”, dijo Herce. También recordó el presidente de la demarcación guadalajareña del COACM que la exposición, montada sobre paneles de aluminio, está diseñada para que pueda viajar y ser mostrada a la intemperie. Por último, subrayó la condición de lugar sagrado que no ha perdido el monumento, y la obligación de “convertir el patrimonio en legado” algo que, evidentemente, “se ha hecho en esta Iglesia de Santiago.

Santiago Escudier, comisario de la exposición, destacó que no existe trabajo más difícil para un arquitecto que el de una restauración, “por la dificultad que entraña cómo encarar la intervención, si dejando tu impronta como autor o limitándote a respetar el trabajo de quien pensó el edificio. Ese equilibrio es lo más difícil de la arquitectura”, dijo, antes de alabar el contraste entre lo nuevo y lo viejo en el proyecto primigenio de Pilar Hierro que se puede admirar en la Iglesia de Santiago de Sigüenza. Como arquitecto, Escudier destacó la sencillez del edificio. “Tiene una lectura cisterciense, de austeridad autoafirmada, que sólo muchos años después hemos vuelto a ver en la arquitectura”, terminó.

La exposición, que se formará parte de los fondos de la Iglesia, está dividida en cuatro partes, una dedicada a iglesias porticadas; otra, a la arquitectura de la Serranía y de Atienza; la tercera dedicada a la catedral, centrada en su primera parte románica; y una cuarta al Císter en Guadalajara. El también arquitecto José Fernando Hernanz, autor de buena parte de fotografías y videos, insistió en la idea del Cister de integración de la arquitectura en el entorno, algo que también sucede en la Iglesia de Santiago.

Para terminar el acto, Elena Guijarro entregó el distintivo a la demarcación de Guadalajara del COACM, en la persona de Santiago Escudier.