Inauguración de la exposición permanente de trajes renacentistas en Pastrana

El 10 de julio en el renovado Convento de San Francisco, fundado en el siglo XV se inauguró la exposición de trajes de época confeccionados todos en el taller de costura de la Asociación de Damas y Caballeros de Pastrana, a excepción de dos, algo más antiguos, cedidos para la muestra por el taller de Joan López, en Mondéjar.

En el acto el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, anunció que la XIX Edición de Festival Ducal de Pastrana será fiesta de Interés Turístico Regional

Después de sucesivos avatares históricos, en 2019 se iniciaron las obras de restauración del Convento que finalizaron en 2020. Se abrió entonces como centro para uso cultural y turístico, un fin que la crisis sanitaria no había permitido, hasta ahora.

Sobre la exposición, Luis Fernando Abril  alcalde de Pastrana afirmó que, como el Convento que la acoge, también los trajes son un emblema de Pastrana. “Su confección ha sido posible gracias al trabajo de muchos pastraneros, arrimando el hombro para conseguir el objetivo común de su belleza y lucimiento en los eventos señalados de nuestra localidad”, afirmó. En este sentido, Abril felicitó a la Asociación de Damas y Caballeros por la pulcritud, el rigor histórico y la excelente factura de las vestimentas.

Por su parte, Rosa Jabonero, portavoz de la Asociación de Damas y Caballeros, ensalzaba la labor de sus compañeros. “El trabajo de todos ha hecho perdurar y resaltar la vestimenta de los siglos XVI y XVII y es el reflejo del entusiasmo de Pastrana por mostrarse al mundo”, dijo.

 

Un momento de la conferencia de Elena Mayoral.

El espacio expositivo del Convento restaurado es el marco perfecto para esta muestra permanente, puesto que el grueso de sus muros, y posteriores reformas y añadidos, se corresponde con buena parte de la época que recrean los trajes.

La muestra, emplazada en los flancos y parte trasera ábside de la nave, sin restarle por ello espacio a otras actividades, la conforman 40 trajes, correspondientes a diferentes etapas históricas de la villa ducal. Hay indumentarias góticas, de soldados, alabarderos, monjas y frailes; otras correspondientes al Renacimiento y al Siglo de Oro; un amplio vestuario de la familia Éboli, o de aldeanos, moriscos y judíos. Asimismo, cada periodo del taller tiene su huella en la exposición. Y todos ellos se han lucido en las sucesivas ediciones del Festival Ducal de Pastrana. Lugar destacado, en el ábside, ocupan los trajes correspondientes a los personajes históricos más relevantes que forjaron la historia de Pastrana, como Fray Pedro, el octavo hijo vivo de los príncipes de Éboli a quien se dedica este año el Festival, San Juan de la Cruz, Ruy Gómez de Silva, Felipe II y, naturalmente, Santa Teresa de Jesús y la Princesa de Éboli.

La exposición llega gracias a un convenio entre la Asociación y el Ayuntamiento de Pastrana, y va a permanecer en el lugar de manera permanente.

El acto inaugural lo cerró una interesante conferencia de Elena Mayoral, doctoranda de la UNED, sobre las 'Prohibiciones de la indumentaria femenina en la corte de Felipe II'. Mayoral explicó que la forma de vestir de la época se estudia a partir de los retratos. “Lo que se buscaba era legitimar el poder de los monarcas y de los cortesanos: me retrato como el rey, o me visto como la reina, en el caso de las cortesanas”, resumía Mayoral. También se refirió la profesora a la importancia de las galerías de retratos, tanto del rey como de los poderosos, sobre todo a partir del siglo XVI, y a la condición de España como referente mundial de la moda. “Vestir a la española era lo más en aquel momento. La influencia del Imperio hacía que en otras cortes se imitara nuestra moda”, añadió. Algunos rasgos distintivos de los trajes españoles son el cartón de pecho, que desdibujaba las formas, el verdugado, que confería sus hechuras características a las sayas, o los chapines, que hacían andar despacio y ganar en altura a las mujeres.

Ante la profusión del lujo, y para contenerlo, se decretaron leyes suntuarias, con precedentes incluso en Grecia y Roma, y también en España, a partir del siglo XIII. Estas normas tenían, por un lado, un fin económico de contención del gasto, en la época de las bancarrotas del Estado Español. Pero también pretendieron homogeneizar la vestimenta y aportar una identidad nacional a la moda, aplicando el espíritu de la Contrarreforma, y jerarquizar a la sociedad de la época. “Estas leyes suntuarias no se cumplieron hasta la época de Felipe IV, cuando el rey dictó una pragmática sobre los cuellos”, señaló la profesora.

La inauguración de la exposición ya forma parte de la XIX Edición del Festival Ducal de Pastrana que se desarrollará el próximo fin de semana. Será la primera que se celebrará con el evento pastranero como Fiesta de Interés Turístico Regional de Castilla-La Mancha.

 

 

Back to Top