El Arco de la Plazuela del Doncel gana el concurso de los Arcos de San Juan

El segundo premio se lo llevó el de la Residencia Saturnino López Novoa, y el tercero, el arco de la calle Alfarerías. También se entregaron anoche, después de la visita del jurado a los arcos de San Juan, y en medio de la actuación de La Rondalla seguntina, los premios a los tres rincones floridos más bonitos de la ciudad.

A partir de las 18:30 horas de ayer, 23 de junio, volvían a sonar las sanjuaneras en Sigüenza. Desde la Plaza Mayor, los dulzaineros comenzaban su recorrido por las calles de la ciudad, acompañando al jurado que iba a visitar los arcos que han participado en 2022 en un concurso que se llevaba sin celebrar, por la pandemia, desde 2019.

La alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, encabezaba la comitiva que iba a recorrer los arcos. “Ha sido un inmenso placer volver a oler y a escuchar el San Juan seguntino, después de dos años de ausencia. Esta es una de nuestras más sentidas y arraigadas tradiciones, patrimonio inmaterial de Sigüenza, y también por esto Sigüenza y su comarca aspira a convertirse en Patrimonio Mundial. Felicito por su esfuerzo a cuantos han logrado que Sigüenza sea aún mas bella en estos días, añadiendo la belleza de las tradiciones a la de nuestras calles y plazas”, afirmaba ayer la alcaldesa.

VER GALERÍA FOTOGRAFICA DE LOS ARCOS DE SAN JUAN 2022

Presidido por la concejala de festejos, Conchi Huelves, el jurado tuvo también representación, además de otros concejales del Ayuntamiento, de las asociaciones de Jubilados y Pensionistas, del Centro de Cultura Popular y Desarrollo de Adultos, de las Amas de Casa Seguntinas, y de ASEDIS, siendo su secretaria Eugenia Pallán.

Primer premio. Arco de la Plazuela del Doncel.

Participaron seis arcos. El primero, el de la Residencia La Alameda, en la Avenida de Alfonso VI. “Es la primera fiesta en tres años que pueden celebrar nuestro mayores”, destacaba Daniel Santos, su terapeuta ocupacional. Por eso, la llegada de la comitiva hizo tanta ilusión a los presentes, lo mismo que escuchar la primera sanjuanera de la tarde. Las caras de emoción lo decían todo.

El jurado continuó su recorrido festivo por el arco de la Residencia Saturnino López Novoa. Allí, Esperanza Juberías, terapeuta ocupacional de la Residencia, dio una cumplida explicación de cómo lo habían concebido este año, partiendo como centro, de un cuadro de San Juan que tiene cerca de 150 años. “Como dice la tradición, San Juan era pastor”, explicaba. Por eso, en el arco se centraron en representar los elementos tradicionales de los pastores de los pastores en la comarca: la manta, el caldero de las migas, la garrota, las alforjas, la merienda… No faltaba detalle. La Residencia Satunino López Novoa se llevó el segundo premio de los Arcos 2022. Y sus mayores, la alegría de escuchar la dulzaina y el tamboril, que algunos acompañaron con bailes.

Segunndo Premio. Residencia Saturnino López Novoa.

El barrio de Alfarerías volvía, después de varios años de ausencia, a elaborar un arco. Fernando Álvarez, siguiendo las directrices de sus mayores, fue su constructor, de manera que los vecinos pudieron recuperar la memoria colectiva de este día. Para su esfuerzo fue el tercer premio del jurado.

El barrio del Tinte esperaba con ganas la vuelta de esta fiesta sin ninguna restricción. Asun Villarreal compartía la limonada del barrio con el jurado, y con todos los que se acercaban. Este año ha sido especial por muchos motivos: por la vuelta después de la ausencia, por los calores que habían secado las rosas y por el aire, que les obligó a construir el arco sobre una de las paredes del barrio. “Este año, hemos añadido retamas como novedad”, explicaba Asun. Lo que no había cambiado es el cuadro, siempre el mismo, guardado con cariño infinito en casa de una vecina. Lucía, en el centro del arco. Hoy, en el día de San Juan, se ha desayunado chocolate en el barrio. “Había unas ganas de San Juan que para qué…”, terminaba Asun.

Arco del barrio del Tinte.

El arco de los Herreros estaba lleno de juventud y alegría. Los Dulzaineros de La Pinocha se unieron a los del Aula de Dulzaina de Sigüenza de la Escuela Provincial de Folklore que acompañaron el recorrido, y, juntos tocaron una emocionante sanjuanera, que fue bailada, con el mismo brío, por las danzantes del barrio, vestidas de sanjuaneras. Una de ellas, Soraya Alonso reconocía las ganas acumuladas de celebrar esta fiesta que tenía el barrio entero, y que ayer y hoy han quedado, por fin, saciadas.

El último arco que visitó el jurado, en la Plazuela del Doncel, fue el ganador del premio. Pedro Gómez, uno de los vecinos, explicaba cómo involucran a los niños. “Fundamentalmente, lo han hecho ellos, todos en convivencia y con ilusión”, destacaba.

Arco de la Residencia Alameda.

Los premios se entregaron en la Plaza Mayor de Sigüenza, a partir de las once de la noche. Además de los de los arcos, también se entregaron los de los más bonitos rincones floridos de la ciudad, que fueron, respectivamente, para Toñi Fernández, Ana Rodrigo Pastor y el patio de la Iglesia de Santa María. La actuación de La Rondalla Seguntina y la hoguera de San Juan le ponían el broche de oro, a una noche siempre mágica, pero que ayer, lo fue el triple.

La concejala de festejos, Conchi Huelves, agradecía “la participación, esfuerzo y buen hacer, de los seis arcos de San Juan que se han presentado este año”, con especial agradecimiento para los mayores de las residencias, “a quienes les hace especial ilusión esta fiesta”, y también para todos aquellos que, con la decoración de sus terrazas puertas y ventanas, “alegran el corazón a quienes paseamos por las calles de la ciudad”, en alusión al concurso de rincones floridos.

 

LIBROS A LA VENTA - ¡Novedad! - "Sigüenza, una larga historia", libro-cómic

Hoy han visitado este sitio: 23 // Ayer 322

Back to Top