Lun10142019

Last updateDom, 13 Oct 2019 8am

Back Está aquí: Home Salud Primeros auxilios: reacción alérgica

Salud

Primeros auxilios: reacción alérgica

La palabra alergia proviene de las palabras griegas alos y ergos. Alos quiere decir otro, diferente, extraño y ergos quiere decir reacción. Por tanto la palabra alergia significa reacción extraña o diferente a lo que es habitual en los en la mayoría de individuos. La anafilaxia es una reacción alérgica tan grave que pone en riesgo la vida del individuo. Puede ocurrir a los pocos minutos de la exposición a una sustancia específica (alérgeno) en personas que tienen algún tipo de alergia, pero también puede ser la primera señal de una alergia desconocida hasta dicho momento. El desarrollo de una alergia puede depender de la genética familiar y del ambiente que rodea al individuo. Tan sólo se desarrolla alergia contra aquellas sustancias con las que se ha tenido contacto de forma cotidiana. En Sigüenza tendrán ustedes más posibilidades de tener alergia al pelo del gato que al pelo de un tigre, como es obvio.

Las alteraciones más frecuentes que produce una alergia son de carácter respiratorio y eruptivo, y se producen por una sensibilidad extrema del organismo a ciertas sustancias con las que ha tenido contacto, que sin embargo, a otros individuos no causan alteraciones. Los alérgenos pueden penetrar a través del aparato digestivo (alimentos, fármacos), a través del aparato respiratorio (polen, polvo, ácaros), a través de la piel (cremas, jabones), o atravesando la piel (inyecciones, picaduras). El sistema inmune de las personas alérgicas reconoce esas sustancias como extrañas o peligrosas, e intenta neutralizarlas por mecanismos que se vuelven dañinos para su propio organismo, causando síntomas que pueden ir de leves a muy graves. Los principales elementos que producen reacciones alérgicas son los alimentos (frutos secos, habas, mariscos, leche, huevo etc.), las picaduras de insectos (la abeja,la avispa y las hormigas coloradas), y algunos medicamentos (antibióticos y analgésicos).

REACCIÓN ALERGICA LEVE-MODERADA. Aunque siempre son síntomas desagradables y aparatosos no existe un riesgo inminente para la vida del individuo, aunque también pueden ser el aviso previo a una reacción anafiláctica:
• Inflamación de los labios, ojos, rostro o cualquier parte del cuerpo
• Urticaria o ronchas por distintos lugares del cuerpo
• Picor exagerado por distintas partes de nuestro cuerpo: ojos, plantas y palmas de manos, cuero cabelludo etc.
• Dolor de estómago, nauseas, vómitos

REACCIÓN ALÉRGICA GRAVE (ANAFILAXIA) Los primeros síntomas pueden ser los anteriores e ir aumentando de forma progresiva o rápidamente hacia los siguientes:
• Voz ronca y con dificultad para hablar y respirar
• Inflamación importante de la lengua, labios o párpados
• Opresión fuerte en la garganta
• Pitos o silbidos al respirar
• Pulso débil y acelerado
• Disminución del estado de conciencia o desmayo relacionado con el contacto con un alérgeno
• Palidez y cansancio importante en los niños pequeños.

LO PRIMERO QUE DEBEMOS HACER:
1. Tranquilice a la persona y pregúntele si necesita ayuda.
2. Retire a la víctima del posible foco causante de la alergia (polvo, insectos, humo, plantas…).
3. Llame al Sistema de Emergencias 112, mantenga la calma y siga las instrucciones.
4. Si la persona está consciente, colóquela en posición semisentada. Pregúntele si tiene alguna alergia conocida y si lleva algún tratamiento de emergencias como algún medicamento antihistamínico, espray broncodilatador o inyecciones de adrenalina. No lo dude en administrar la dosis de adrenalina de forma inmediata en cualquier zona accesible de los brazos o piernas, ya que viene en un inyector que tan solo tendrá que apretar fuerte contra la piel, presionar el botón superior y el sistema automático inyectará el contenido al individuo. Usted ni siquiera verá la aguja y estará salvando su vida.
5. Si la persona se marea acuéstela en el suelo y suba las piernas. Si pierde la conciencia pero respira, acuéstela en posición lateral de seguridad.
6. El tiempo hasta recibir asistencia médica puede ser crucial, por lo que es sumamente importante no perder el tiempo. Traslade al individuo al centro de urgencias más cercanoy avise al 112 del mismo para que el equipo sanitario esté esperándole o salga a su encuentro.
7. Si la persona no mejora tras la primera adrenalina y disponemos de otra dosis, podremos repetirla a los cinco minutos.
8. Aunque el individuo presente una mejoría importante tras el tratamiento con adrenalina,deberemos acudir al centro sanitario, ya que es muy posible que vuelvana repetirse los síntomas.
9. Si el individuo se desvanece y deja de respirar, deberemos realizar maniobras de resucitación cardiopulmonar hasta que lleguen los sanitarios. Recuerde, ciclos de 30 compresiones torácicas y dos respiraciones boca-boca hasta que nos releven.

LO QUE NUNCA DEBEMOS HACER:
• Dejar solo al individuo aunque mejore de los síntomas.
• Permitir que camine o conduzca el coche.
• Dar de beber o comer durante dicha reacción alérgica.
• Retrasar o esperar a ver si mejora por sí mismo.
• Retrasar la inyección de adrenalina si está disponible.

PREVENIR REACCIONES GRAVES. Toda persona que ya tuvo en el pasado una reacción alérgica puede volver a tenerla con mucha más intensidad, por lo que deberemos tomar todas las medidas posibles para evitar que ocurra o minimizar sus efectos:
• Evitando situaciones de riesgo o factores desencadenantes y estableciendo todas las barreras posibles para que el alérgeno no llegue hasta el organismo (alimentos, insectos, medicamentos). Lea las etiquetas de los alimentos, use repelentes, cúbrase con ropa adecuada y no tome medicamentos sin consultar a su médico.
• Si tiene alergia a avispas o abejas, evite las zonas verdes o estanques de agua. Cuando salga a pasear o se encuentre en el jardín, póngase gorra, pantalón largo y camisa de manga larga, así como evite vestir con colores llamativos que atraen los insectos. No deje nunca comida en la mesa del jardín, pues sobre todo las avispas son atraídas por la carne y la fruta, siendo posible que le piquen en los labios o lengua al llevarse la comida a la boca.
• Identifíquese su alergia con una medalla o pulsera de alerta médica.
• Todo individuo con riesgo de anafilaxia debe portar siempre un autoinyector de adrenalina y tener otro de repuesto en casa, supervisando periódicamente su estado y fecha de caducidad. Puede ser la única medida eficaz para salvar su vida. Próximo mes: infarto cardiaco.

“Con la alergia no se juega”