Mar10222019

Last updateLun, 21 Oct 2019 8am

Back Está aquí: Home SOCIEDAD Sigüenza... ¿universitaria?

Sociedad

Sigüenza... ¿universitaria?

Sigüenza tiene a su alcance una cátedra, impulsada por la Universidad de Alcalá de Henares, que permitiría ampliar y dar cobertura estable a actividades de investigación y de extensión universitaria. Para hacerla realidad es necesario comprometer, mediante convenio, 30.000 € anuales de fondos externos.

No se trata de la promesa electoral de ningún partido político, sino del reconocimiento por parte de la Universidad de Alcalá (UAH), a través de su vicerrectorado de Campus de Guadalajara, del secular acervo intelectual de nuestra ciudad y de los esfuerzos recientes de su sociedad civil por conservarlo, acrecentarlo y hacer del conocimiento la base de la nueva sociedad seguntina.

Ejemplo de esto último, nos lo dicen desde Alcalá, es Sigüenza Universitaria, iniciativa ciudadana espontánea y altruista que en los últimos siete años ha organizado más de doscientas lecciones y conferencias acompañadas de exposiciones, proyecciones, conciertos y excursiones con el objetivo de consolidar a la Ciudad del Doncel como sede de extensión universitaria durante todo el año, no sólo en verano. A los promotores iniciales —profesores universitarios y fundaciones Ciudad de Sigüenza y Martínez Gómez-Gordo— se unirían inmediatamente el Ayuntamiento, que además consiguió la aportación anual de Font Vella, y, un año después, los hermanos Fernández-Galiano y la Farmacia de la Catedral. Tras dos años de exitosos Otoños y Primaveras Universitarias —la de 2013 clausurada en la Iglesia de Santiago por el Rector Galván y la Secretaria de Estado Carmen Vela— en 2014 este colectivo sellaba un convenio interno que garantizaba la continuidad hasta finales de 2017, haciendo ver a la universidad que Sigüenza estaba unida y firme en la consolidación universitaria. Desde 2016 se cuenta, además, con fondos de la Cátedra Manu Leguineche (Diputación de Guadalajara) para los ciclos de periodismo.

La temática académica ha ido variando para tratar de adaptarse a diferentes públicos. La primera Primavera (2012) arrancó con cursos de Astronomía, Arte e Historia, y Periodismo; animados por la respuesta, en el Otoño se añadieron Biodiversidad y Canto Coral. La inclusión en 2013 de cursos de Ornitología, Ecología y Economía, y en 2014 de Medicina y Salud, Enología, y Mediación e Inmigración llevó a la formación de cuatro áreas o Aulas: 1) Naturaleza y Ciencias Experimentales; 2) Arte e Historia; 3) Estudios Sociales y Económicos; 4) Salud; que, coordinadas por profesores universitarios y profesionales de prestigio, se han consolidado gracias a la aportación nunca suficientemente bien pagada de muchos expertos que han pasado por nuestras aulas y que, por algún extraño duende que habita esta universidad, están siempre dispuestos a participar con nuevos cursos y propuestas.

Hemos metido la primera marcha, pero un vehículo que circula en primera se quema: es necesario desembragar aprovechando el impulso, meter segunda y acelerar. Y la segunda marcha se llama Cátedra Sigüenza Universitaria –de Estudios Seguntinos, del IX Centenario o como demonios la queramos llamar, pero cátedra: con un director de la UAH, como requieren los estatutos, y un co-director en Sigüenza (Casa del Doncel), sobre el terreno, que sería el encargado de definir las líneas de trabajo y asignar los recursos con la ayuda de su equipo —ya existente, no lo olvidemos, aunque ampliable—. Esos mismos estatutos requieren, para su creación mediante convenio renovable cada cuatro años, de un mínimo de 30.000 € anuales externos a la UAH. Amén de remunerar parcialmente a una persona con sede en Sigüenza, estos fondos (digamos tres cuartas partes del total) permitirían desarrollar líneas de trabajo tales como:

1) Un programa ambicioso de cursos de verano que se convierta en referente nacional aprovechando el atractivo de nuestra ciudad en esa estación del año tanto en términos turísticos (situación geográfica, oferta hotelera, clima, gastronomía) como culturales (patrimonio tangible e intelectual, naturaleza). Modelos como El Escorial o Santander deben inspirarnos.

2) Fomento de la investigación y debate sobre temas seguntinos tanto desde fuera como por parte de nuestros expertos y de nuestros jóvenes. Contamos con investigadores y académicos influyentes, entre otros, en ámbitos como Historia del Arte, Organología Instrumental, Biología Vegetal y Recursos Naturales, Geología e Hidrología, Física y Astronomía, Arquitectura, Ingeniería Civil y Urbanismo, Educación, Periodismo, Medicina y Salud, Economía y Empresa, Cambio Climático, cuya experiencia debemos capitalizar a la hora de definir un modelo socio-económico sostenible a largo plazo para nuestra comarca y de buscar solución a su despoblación. La cátedra puede impulsar formación y prácticas en temas como, por ejemplo, jardinería histórica y paisajismo, expresión artística, astroturismo, patrimonio musical (museo de la guitarra, folklore) y natural (botánica, ornitología, herpetología, micología) y promover la investigación en archivos públicos (municipal, catedralicio) y familiares mediante la recogida de datos e imágenes históricas y su posterior interpretación, publicación o exposición.

3) Organización de cursos de primavera, otoño e invierno, extensión del Aula Senior y eventos corporativos relacionados con el mundo académico que acerquen al público los resultados de la actividad de nuestros profesores, investigadores y colaboradores y den a la Casa del Doncel la utilidad para la que fue rehabilitada.

La intervención de la cátedra puede ser de gran ayuda a la hora de hacer realidad proyectos como el Plan de Murallas, el Centro de Interpretación del Románico, la declaración de Bienes de Interés Cultural, destinos Starlight y otras figuras de protección en la zona. Pero éstas son sólo algunas de las muchas posibilidades que se nos abrirían y que hacen que el retorno de una inversión de este tipo sea difícil de calcular. ¿Merece la pena invertir 30.000 € al año? Esperemos que la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento así lo entiendan.

Un vez metida la segunda marcha, no sería tan difícil meter tercera o cuarta … y así podremos soñar con volver a tener estudios propios, jóvenes haciendo una carrera aquí y una Sigüenza en ebullición… y auténticamente universitaria.

SIGÜENZA UNIVERSITARIA EN NÚMEROS

Presupuesto: 57.000 € invertidos en 7 años (cerca de 8.000 € al año)

193 profesores, 335 matrículas, 91 becas

195 conferencias y lecciones, 10 exposiciones, 11 documentales o presentaciones de libros, 9 conciertos, 31 excursiones

∞ (infinitos) colaboradores anónimos

 

Avance de “los debates de Sigüenza Universitaria 2019”

(fechas no definitivas)

1. V centenario de la circunnavegación y otros asuntos hispano-americanos. Dirige Alberto López Núñez. Con Javier Santamarta, Elvira Roca Barea, Iván Vélez, Pedro Insúa, José Javier Esparza y otros hispanistas. 22 junio

2. Ciclo de periodismo Manu Leguineche (dirige Javier del Castillo):

- El periodismo y los viajes. Mariano López (revista Viajar). 10 mayo

- Información deportiva o espectáculo. Javier Ares (Eurosport). 17 mayo

- Rigor y credibilidad en los periódicos online. Nacho Cardero (El Confidencial). 28 junio

3. El protagonismo de Sigüenza y su catedral en el arte español. Dirige Pilar Martínez Taboada. 14 y 21 junio

4. Cambio climático: borrador de Ley de Transición Energética, Plan Nacional de Energía y Clima. Dirige Emilio de las Heras.

5. Curso práctico de fotografía. Dirigen Juan Ignacio Salmerón y Javier Munilla. 4, 11 y 25 mayo

6. Curso práctico de botánica. Dirige Julio Álvarez.

Más información sobre la programación:  https://desiguenza.net/universidad