La Asociación de Amigos de las Abejas, motor del Centro Apícola de Sigüenza

Para hablar sobre las actividades de la Asociación de Amigos de las Abejas en Sigüenza La Plazuela se puso en contacto con su presidente, Antonio Nicolás Ochaíta y con dos de sus integrantes más activos, Alberto de Mingo y Belén Abad.

Antonio, ingeniero agrónomo, autor del libro La Sabiduría de las Abejas, nos habla del nuevo libro que acaba de editar. Se trata en este caso de un libro de los llamados cuentos de sabiduría, son tres cuentos con un trasfondo moral. Mientras que el primero, que da título al libro: La llave del tesoro, es original del autor, los otros dos: Bernardo se enfrenta a su destino y El ladrón de miel, están basados en narraciones antiquísimas adaptadas a nuestros días, cuyo origen está en Argelia y en Afganistán.

El último libro de Antonio Nicolás Ochaíta.

Los tres cuentos transcurren en Sigüenza y su comarca y en mayor o menor medida, están relacionados con el mundo de la miel. El libro se presentará en el mes de julio en fecha todavía no fijada en el Centro Socio-Cultural El Torreón de Sigüenza. Las ilustraciones, a base de montaje de fotografías son obra del propio autor. El libro ha sido publicado por Aache ediciones.

Antonio, nos anuncia además que ya tiene casi preparado un nuevo libro que se publicará el año que viene, una novela que quiere ser un homenaje al añorado naturalista Félix Rodríguez de la Fuente, una historia de amor que tiene como trasfondo la lucha contra los pesticidas.

Antonio Nicolás Ochaíta, presidente de la Asociación de Amigos de las Abejas.

Aparte de informar de su nuevo libro charlamos con Antonio sobre diversos temas de drámatica actualidad como el hecho de que según la FAO mueren al año más de 200.000 niños a causa de los pesticidas; del drama de la desaparición de los insectos, nos habla del informe reciente de que Alemania ha desaparecido el 75% de los insectos, algo que probablemente sea similar a lo que ocurre en nuestro país como puede constatar cualquier observador atento; de un estudio en Francia que detecta la presencia de glifosato en el 100% de la población adulta y del 80% de los niños; de los nuevos pesticidas, los neonicotinoides que alteran el olfato, la memoria y la locomoción de las abejas haciendo que estas se desorienten y mueran. “A mí cuando hacía Agrónomos me decían que para evitar las plagas no se podía estar año tras año sembrando trigo, eso supone que las plagas se van quedando, tenías que rotar los cultivos: trigo cebada, leguminosas.Y solo se echaban plaguicidas si tenías la plaga y no como ahora, en los neocotinoides el veneno ya va en la semilla recubierta y ese veneno está allí todo el tiempo durante la vida de la planta, ese veneno también pasa al suelo, al agua, desde que nace hasta que se recoge está el veneno ya ahí” señala al respecto. También habla sobre los efectos de las ondas electromagnéticas de los móviles: “se ha demostrado que influyen porque la abeja tiene más de cinco sentidos, nosotros cuando vamos a las colmenas dejamos el móvil en el coche o lo apagamos porque las abejas detectan esas ondas y se desorientan. Se ha hecho una prueba en Francia zonas donde hay antenas para móviles y han puesto cultivos con floración para las abejas y otra zona sin estas instalaciones. La zona donde no están las antenas produce muchísimas más flores que la otra. Y van menos abejas porque también se desorientan”.

Entre los peligros para la abeja nos señala la avispa asiática, una especie invasora que de momento está presente en el norte de España: Otro de esos peligros un ácaro, la varroa que se introdujo en Europa al traer abejas de de África y Asia para mezclarlas con las de aquí.

Por último hablamos de que hay que comer miel para evitar cantidad de problemas en el cerebro. “La energía que produce nuestro organismo, el 20% la consume el cerebro, es nuestro gran motor de energía, todo lo que consume de energía el cerebro es glucosa, si tu no tomas azúcar o miel la saca del hígado, las proteínas las transforma en azúcares. La miel tiene muchos componentes, de antioxidantes que la abeja añade, polifenoles, todas esas sustancias evitan cantidad de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, ayuda a evitar ictus, aumenta la memoria”. Señala al respecto que los pequeños cerebros de los primitivos homínidos aumentaron de tamaño, entre otras cosas debido al consumo de mie. Una de las cosas que recomienda es que en los desayunos se sustituya el azúcar por la miel.

Jesús Donoso explicando a alumnos del Colegio Isidro Almazán de Guadalajara.

Estas y muchas otras cosas se les enseña a los escolares que desde hace tres años visitan el Centro Apícola de la mano de la Asociación de Amigos de las Abejas, nombre definitivo de lo que empezó en un primer momento llamándose Asociación de Amigos del Centro y Museo Apícola de Sigüenza.

La Asociación, que tiene unos 28 socios, surge, nos dice Antonio, para aprovechar el singular espacio creado en Sigüenza por el apicultor Jesús Donoso diseñado por Tigrán Petrosián. “Pensamos que había que darle vida, no podía estar allí parado. La idea de Jesús era hacer un museo lo que pasa es que para ser museo se necesitaban muchos requisitos legales”. En un principio empezaron a hacer jornadas culturales: conciertos, charlas y luego más adelante pensaron en la divulgación para colegios, en traer a chicos y hacer visitas guiada al centro, “se trataba de explicarles cosas sobre las abejas, concienciarles sobre este mundo” explica Antonio. Otra de las ideas que van a plantear al ayuntamiento es hacer hoteles de insectos en algunas zonas de Sigüenza para implicar a los chicos y concienciarles.

Alberto de Mingo en el Parador con alumnos del Colegio Isidro Almazán de Guadalajara.

Alberto de Mingo en la Catedral con alumnos del Colegio Virgen de la Hoz. Molina de Aragón. 3º Primaria.

“El primer año sacamos el concurso del Día Mundial de las Abejas, fuimos al colegio Portaceli que conocíamos a la directora y participaron todas las clases de primaria, textos y dibujos sobre la importancia de las abejas. Fuimos clase por clase dando una charla sobre las abejas. Luego ya empezamos con los colegios, trayéndoles aquí. “Han venido grupos de Molina, de Jadraque, de Guadalajara varios, en Semana Santa estuvimos en Cogolludo, fuimos a un campamento toda la mañana y les explicamos lo que hacemos aquí, hicimos talleres, juegos, etc. salen muy contentos” nos dice Belén Abad. Añade Alberto de Mingo que tratan de compaginar estas visitas de los grupos de escolares con visitas a otros lugares de Sigüenza “Cuando viene un grupo de 40 niños, lo dividimos en dos grupos, cogemos uno de ellos y lo llevamos a visitar el Parador y la Catedral, Fernando Tizón el director del Parador nos ha dado todo tipo de facilidades para visitarlo, también están colaborando en la Catedral para poder hacer una visita gratuitas. El otro grupo visita el Centro. A media mañana hacemos el intercambio de grupos”. En total han pasado unos 300 chavales por el Centro Apícola.

Belén Abad con alumnos del campamento de Cogolludo.

El equipo de La Plazuela se trasladó al Centro Apícola el pasado 13 de junio para asistir in situ a una de las visitas escolares, en este caso se trataba de un grupo de 6º del colegio de Ursulinas de Sigüenza.

El "equipo ABEJA" con alumnos de 6º del colegio de Ursulinas de Sigüenza.

Recibió al grupo escolar el autodenominado equipo ABEJA, denominación compuesta por las iniciales de varios de los miembros activos de la asociación: Alberto, Belén, Emilia, Jesús, Julio y Antonio. Fue Alberto de Mingo el que en nombre del grupo, de una manera didáctica, haciendo honor a su formación de maestro, el que dio una cálida bienvenida a los chavales. Siguió una visita guiada por el recinto exterior del Centro Apícola.

Antonio Nicolás Ochaíta explica el significado de una de las esculturas del recinto realizada por Tigrán Petrosián

A esta visita se incorporaron Antonio Ochaíta y Belén Abad, que enseñaron a los escolares ejemplares de antiguas colmenas y diversos espacios con esculturas y relieves creados por Tigrán Petrosián. A continuación prosiguió una visita a los paneles explicativos sobre el mundo de las abejas y al enjambre que Jesús Donoso tiene en el interior del Centro, seguidamente Antonio Ochaíta ilustró al grupo con una pequeña disertación sobre la capacidad de estos sorprendentes seres y sobre las grandes propiedades de la miel.

Antonio Ochaíta explica el mundo de las abejas a los escolares.

La visita terminó de la mano de Belén Abad con un taller en el que los alumnos aprendieron a hacer una vela con trozos de cera de las abejas y con un obsequio a los alumnos que más habían destacado en los trabajos que anteriormente habían realizado en clase.

Taller de velas de cera a cargo de Belén Abad.

Aparte de estas actividades con los grupos escolares la Asociación ha organizado varias exposiciones, como una de pintura a cargo de Pauline y otra de fotografía a cargo de Raffi Petrosián. Este año está prevista una charla sobre los beneficios de la miel en el cerebro a cargo de Antonio Nicolás Ochaíta y otra charla aún sin concretar. Por otro lado la Asociación colabora con la Asociación Asociación de Violería y Organología Instrumental Romanillos-Harris, de la mano de Paloma García Atance, secretaria de esta asociación e integrante también de la Asociación de Amigos de las Abejas en la cesión del Centro para conciertos.

 

 

LIBROS A LA VENTA -¡nueva reedición del libro "Sigüenza, 1808-1815"!-

Hoy han visitado este sitio: 168 // Ayer 233

Back to Top