Empezando a crearme un plan de vida

A lo largo de nuestra vida van surgiendo algunos niveles de insatisfacción y hay personas que viven sus vidas dependiendo más de lo que les va aconteciendo que de sus propios objetivos.

¿Podemos influir en nuestra vida a largo plazo? Por supuesto con las limitaciones que imponen las circunstancias y los recursos, pero podemos influir en lo que queremos que nos ocurra.

Te propongo un sistema donde puedas controlar tú las situaciones que se te presentan en tu vida y no que las situaciones te controlen a ti.

En ocasiones dejamos de plantearnos hacer cosas porque las vemos difíciles, lejanas en el tiempo o porque no encontramos el momento para empezar.

La idea de generar un plan a X años, consiste en generar una perspectiva en donde la cuestión del tiempo influya positivamente en la consecución de nuestros objetivos.

Como hacerlo:

1. Realicemos un análisis general de nuestra vida, empezando por las cosas que nos rodean.

Vamos a cinco áreas en las que anotemos las cosas actuales que me satisfacen y las que me generan algún malestar intentando comentar al máximo las situaciones para facilitar que se mantengan o cambien.

  • Familia de origen: ¿cómo son las relaciones con mi familia? Relaciones con cada uno
  • Relaciones sociales: amigos actividades...
  • Relaciones de pareja: depende, si tiene o le gustaría tener pareja, si en esos X años le gustaría...
  • Aspectos laborales y estudios: ventajas e inconvenientes
  • Ocio: tiempo dedicado y a qué, aficiones...

2. Formulamos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué cambiaría si pudiera?
  • ¿Qué me gustaría introducir en mi vida?
  • ¿Qué me gustaría eliminar?

Realizar una lista para cada área anterior, respecto a los cambios deseados, habrá cambios factibles y otros no.

Terapia con caballos

3. ¿Cómo quiero que sea mi vida en esas cinco áreas dentro de X años?

Es importante ir diseñando el día a día, para ir alcanzando esas metas.

Nos hemos planteado unas metas o un escenario de cómo nos gustaría estar, para alcanzarlo habrá que empezar a hacer cosas ¡ya! No esperar que dentro de 10 años las cosas hayan surgido por sí solas o por arte de magia.

4. ¿Qué puedo hacer mañana para ir avanzando en esos objetivos?

Una vez establecidas las metas, vamos a ir introduciendo las acciones que nos llevarán a ellas en el día a día. Valoramos ventajas e inconvenientes y los esfuerzos a realizar.

5.Pasar a la acción: poner en funcionamiento las acciones decididas y sobre la marcha iremos evaluando si son adecuadas. Si se detectan dificultades, para y ver que cosas han funcionado y que cosas mejorar o cambiar.

 

Raquel Resines Ortiz

Liderazgo y Equilibrio

Psicóloga colegiada M- 17872

T: 679381124

 

Back to Top