La Plazuela en las redesVideos de La Plazuela

 

 

 

 

El 7 de agosto en el centro socio-cultural El Torreón, en un acto organizado por la Agrupación Socialista de Sigüenza, el escritor y editor Pepe Esteban presentó sus memorias literarias, editadas con el título “Ahora que recuerdo”. En el acto, el autor contestó a las preguntas de los periodistas Lorenzo Díaz, Víctor Márquez Reviriego y Gerardo Gonzalo López.

De izq. a dcha. Lorenzo Díaz, Pepe Esteban, Victor Marquez Reviriego y Gerardo Gonzalo López.

El acto comenzó con una semblanza del autor a cargo de Lorenzo Díaz: “una mezcla de autenticidad, glamour y de ideología sólida”, a continuación preguntó sobre varias figuras literarias que aparecen en la obra: Pío Baroja, Alfredo Juberías, González Ruano así como sobre las tertulias en los cafés madrileños. A la pregunta sobre la figura que más le había impresionado, respondió que, tras la figura de Pio Baroja, le impresionó José Bergamín. Victor Marquez Reviriego, por su parte en su semblanza, afirmó que había pocas figuras tan heterogéneas como Pepe Esteban, además de su caracterización como seguntino, destacó la naturaleza de lector, editor, su pasado de librero, de animador cultural, de político hasta sus pinitos de torero, pero sobre todo remachó, es amigo. Ante estas múltiples facetas, Victor Márquez Reviriego se preguntó cómo podía tener fama de vago, ante esto Pepe Esteban se definió a si mismo “como un vago muy atareado”.

A continuación Gerardo Gonzalo, como seguntino, preguntó al escritor algunas cuestiones referentes a Sigüenza. Habló por ejemplo de su maestro Don Gerardo, que fue el que abrió la biblioteca en la ciudad. También l preguntó si de verdad llegó a torear con Jesús Gómez El Estudiante, el escritor lo confirmó añadiendo que le dijo que apuntaba maneras. Posteriormente contó su aventura toreando en la finca de Cantinflas cuando llegó a México con una delegación de escritores españoles.

Por último preguntó como se llevaba en Sigüenza su activismo antifranquista. Respondió que él personalmente lo llevó bien, lo que no sabía era como lo había llevado la ciudad. Continuó diciendo que cuando llegó a la Universidad todo el mundo era antifranquista y el partido comunista estaba muy presente allí y que en aquella época, en los años 50, el partido socialista no existía. Terminó diciendo que se retiró de la política cuando llegó la libertad ya que le tiraba más la literatura que la política.

Todos destacaron que en sus memorias literarias se trata bien a la mayoría de los escritores con pocas excepciones como los casos de Haro Tecglen, González Ruano o Umbral.

El Torreón se  llenó para el acto de presentación.

El acto lo cerró Ana Blasco, concejala de Cultura, que dio las gracias a los intervinientes, señalando que el local en el que estaban era como un corral de las letras entre otras cosas porque allí se encontraba la biblioteca de Sigüenza. Por último rogó a Pepe Esteban que hiciera lo posible por traer a la ciudad a su amigo y compañero de generación, el artista seguntino Antonio Pérez, hoy residente en Cuenca.

Viñeta

Archivo de humor gráfico:

• Galia

• JMC

 

 

 

Ediciones de La Plazuela - El Afilador

¡Nuevo!
Agotado