La Plazuela en las redesVideos de La Plazuela

La alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, ha presentado en Paris, en la sede de la UNESCO, junto al presidente regional, Emiliano García - Page, la candidatura ‘Paisaje Dulce y Salado de Sigüenza y Atienza’ en una jornada de trabajo con el embajador de España en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Miquel Iceta.

La alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, han mantenido esta mañana una reunión de trabajo, en París, con el embajador de España en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Miquel Iceta, a fin de avanzar en la declaración de la candidatura de Sigüenza como Patrimonio Mundial. 

La alcaldesa de Sigüenza, agradecía en Paris el apoyo “incondicional” de la Junta de Comunidades a la candidatura y recalcaba que el proyecto, “gracias a los apoyos institucionales, al trabajo duro del equipo que tengo el placer de dirigir, y a la fe en él de los seguntinos, va cumpliendo la hoja de ruta establecida e incluso acortando plazos”. 

Merino se mostraba muy satisfecha con el resultado de la jornada de trabajo, que ha calificado como “un avance” en la consecución del logro, puesto que Iceta, en la misma línea que ya manifestara el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, ve sólida la candidatura del "Paisaje Dulce y Salado entre Sigüenza y Atienza" como Patrimonio Mundial.

Reunión en París

La candidatura de Sigüenza

Sigüenza y su comarca optan a convertirse en patrimonio mundial en la categoría de 'Paisaje cultural'. Los paisajes culturales son bienes que representan las “obras conjuntas del hombre y la naturaleza”. Ilustran la evolución de la sociedad humana y sus asentamientos a lo largo del tiempo, condicionados por las limitaciones y/u oportunidades físicas que presenta su entorno natural y por las sucesivas fuerzas sociales, económicas y culturales, tanto externas como internas.

El ‘Paisaje Dulce y Salado de Sigüenza y Atienza’ representa, en la provincia de Guadalajara, un ecosistema sin equivalentes en la lista del Patrimonio Mundial por constituir un catálogo completo de recursos naturales y culturales excepcionales asociados, además, a dos recursos claves de la humanidad como son el agua y la sal. 

El paisaje Dulce y Salado de Sigüenza y Atienza pertenece a la categoría de paisaje evolutivo relicto (o fósil). Nacido durante el proceso de conquista cristiana del territorio en el siglo XII, evolucionó orgánicamente hasta el siglo XIX a partir de la organización territorial medieval, deteniéndose definitivamente entre los siglos XIX y XX debido al fenómeno de la despoblación. Ello ha permitido que se conserven sus características esenciales sin cambios sustanciales, con una personalidad propia, que todavía es posible percibir tanto en su patrimonio material como inmaterial. La interacción entre el ser humano y este excepcional espacio natural, ha conformado un ecosistema propio, definido desde la Edad Media, que se ha mantenido hasta la actualidad sin apenas modificaciones, lo que hace que tenga un valor universal excepcional, tal y como establece la UNESCO. 

El área incluida en la candidatura se extiende desde el Parque Natural del Barranco del río Dulce al sur hasta la villa de Atienza al norte, abarcando una superficie de 219 km2 situados dentro de la paramera de Sigüenza, una de las representaciones naturales más significativas e íntegras de este tipo paisajístico en la península ibérica. 

Hitos de la candidatura

El 17 de enero del 2020, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y la alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, en el marco de la presentación en el Parador de Turismo seguntino de los eventos del IX Centenario de la Reconquista de Sigüenza anunciaron la candidatura de Sigüenza para obtener la dignidad de ciudad Patrimonio Mundial. 

Sólo 665 días después de aquel anuncio, la candidatura de Sigüenza daba un paso trascendente en su objetivo. En noviembre de 2021 el Consejo del Patrimonio Histórico Español aceptaba incluirla en la Lista Indicativa Española que recoge las candidaturas que oficialmente optan a formar parte de la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO por tener un potencial valor universal excepcional.

Cuatro años después del anuncio y dos después de entrar en Lista Indicativa, Sigüenza ha consolidado un proyecto maravilloso. Cuenta con un plan estratégico, aprobado en octubre pasado, que lo encamina hacia donde tiene posibilidades de lograr el objetivo, en la categoría de Paisaje Cultural. 

Mientras tanto, se van cumpliendo objetivos que conceden más y más posibilidades a la Candidatura, como las diferentes actuaciones incluidas en el Plan de Sostenibilidad Turística de Sigüenza que trae 1.4 millones de euros a Sigüenza, o la más reciente, el anuncio de la cesión de uso, por parte de los propietarios, de uno de los elementos centrales de la candidatura, como son las Salinas de Imón.

 

La hoja de parra

Más en La hoja de parra  

El Parte

Más en El parte  

La ciencia olvidada

Ediciones de La Plazuela

  • Pedro A. Olea. La historia de Sigüenza da para mucho

    ¡NUEVO!

  • Santa Librada en Sigüenza. Cómic

    Disponible

  •  José Luis de la Fuente Soria. La subsistencia, ese gran milagro

    Agotado en papel, queda en formato electrónico

  • Manuel Lafuente Ángel y Diego Moreno Róquez. Sigüenza, 1808-1815.

    Disponible

  • Sigüenza, una larga historia

    Disponible

  • Julio Álvarez. Paisajes y lugares de las comarcas de Guadalajara

    Disponible

  • Javier Davara. Viajeros ilustres en Sigüenza
    Edición agotada